Un curioso homónimo que inició una gran amistad: Luis Enrique Silva Navarro

Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio y coincidir... Recordando esta hermosa canción titulada "Coincidir", cuyo autor Alberto Escobar fall...

Por: LIGA TDP
2020-06-27 21:53:08


Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio y coincidir... Recordando esta hermosa canción titulada "Coincidir", cuyo autor Alberto Escobar falleció hace poco más de un año, me lleva a escribir estas líneas para recordar a un gran amigo cuya amistad inició fuera del fútbol y posteriormente se solidificó dentro de la Federación Mexicana de Futbol. 

Era el año de 1988, yo era el Gerente del club Atlas Tlaquepaque por parte del Ayuntamiento del mismo nombre, y de repente recibí llamadas, algunos telegramas y otros mensajes felicitándome por asumir la presidencia de la Tercera División Profesional. Yo no conocía en persona al C.P. Juan Enrique Silva Terán, sabía de él y asumí que me estaban confundiendo, así que aproveche esta situación, lo localicé y me presenté con él en su oficina para pasarle los recados y entregarle los telegramas que había recibido, todo derivado de la confusión pues mi nombre es Luis Enrique Silva Navarro. Ahí nació nuestra amistad. 

Originario de Cocula, participaba en la Directiva de la Tercera División con la representación del equipo de su pueblo, no recuerdo si era Secretario o Tesorero, en 1988 Enrique fue nombrado Presidente Interino por un lapso de 2 años. 

Posteriormente fue electo en Asamblea y permaneció por 24 años más, es decir, 6 períodos presidiendo la Tercera División Profesional. 

El desarrollo en esos 24 años de la rama fue muy exitoso tanto en la expansión de clubes por todo el país así como en lo deportivo. 

Recuerdo los torneos Joao Havelange, del Sol, selectivos donde los jóvenes tenían una proyección muy importante, destacando la integración de la Selección Nacional que obtuvo el Campeonato Mundial Sub 17 celebrado en Perú; una selección integrada con un buen número de jugadores provenientes de la Tercera. 

Enrique fue un hombre muy inquieto, por ello el entonces Presidente de la FMF, Ing. Juan José Leaño Alvarez del Castillo, lo nombró Comisionado del Sector Amateur. 

Ahí es donde yo aparezco en la escena federativa pues mi tocayo me invita como Director del Sector e iniciamos un largo y desgastante proceso de reestructuración a nivel nacional del futbol amateur y dentro de él se retomó el futbol femenil, del cual Enrique fue un gran impulsor y que se catapultó con la contratación de Leonardo Cuéllar como Director Técnico de la Seleccion Nacional Femenina. 

Paralelo a esta actividad, el C. P. Silva Terán ostentó, por nombramiento del Ing. Leaño, la representación de la FMF ante la CONADE y la CODEME por varios años. 

Viajero incansable, estuvo al frente como Directivo federativo en numerosas ocasiones de las Selecciones Menores y de las Femeniles; eso lo llevó a viajar por todo el mundo en giras de preparación, en Mundiales y en Juegos Olímpicos. Dudo que haya habido alguien con más recorrido que él. 

Como persona era de un carácter amable, respetuoso, con gusto por la bohemia; como Jefe, a título personal, fue el mejor Jefe que yo tuve en mi vida; se comentaban los trabajos a realizar, los objetivos a lograr y te dejaba trabajar con mucho respeto por tus formas. 

Pudiera contar decenas de anécdotas derivadas de las confusiones que provocamos por la coincidencia de nuestros nombres, por las experiencias que vivimos, por lo que Enrique iba sembrando en los terrenos futbolísticos y los triunfos que se obtuvieron en el futbol juvenil y en el femenil, sin olvidar que también coordinó las actividades de las denominadas "modalidades del futbol": rápido, de playa... 

En todas sus actividades siempre antepuso el interés de apoyar a la juventud, y logró muchos éxitos, sin dejar de lado que también sufrió fracasos pero los asimilaba como experiencias para mejorar el futuro. 

La Tercera División, el futbol amateur, principalmente la rama femenil, las Selecciones Nacional Menores tendrán en su historial la figura de Juan Enrique Silva Terán como un dirigente destacado que lo dio todo por su desarrollo. 

Para su familia, Elvira su esposa, Enrique, Jorge y Eva sus hijos, les comento que pueden estar tranquilos, hombres como Juan Enrique tendrán un lugar en el cielo. 

Duele perder a un ser humano de la calidad de Juan Enrique, pero agradezco infinitamente el haber coincidido con él desde aquel día en que yo recibí felicitaciones por haber tomado posesión de la Presidencia de la Tercera División Profesional. 

Descanse, el hombre inquieto, incansable promotor del futbol entre los jóvenes, hombres y mujeres, que en este dirigente encontraron un líder natural que trabajó por y para el futbol. 

Gracias tocayo, nunca morirás del todo, pues en nuestra memoria siempre te recordaremos. 

Tantos siglos, tantos mundos, tantos espacios y coincidimos en el hermoso deporte del futbol.

(Escrito por Luis Enrique Silva Navarro)



¿Te gusto esta noticia y deseas compartirla?

Compartir